Mujeres, infancia y discapacidad: todos los días son #8M

por Jorge Agusti,


Tanto nuestra asociación como nuestros grupos de Facebook están formados mayoritariamente por mujeres (80%) y, entre éstas, la inmensa mayoría son mamás de niños y niñas con #hemiparesia, a las que, con motivo del #8M, rendimos nuestro pequeño homenaje, con el que esperamos también animarlas a continuar con una labor que, aunque invisible, es diaria, constante y muchas veces agotadora (pero a la vez imprescindible y nos gustaría poner en valor).

Si echamos la vista atrás es evidente que las mujeres que lucharon ayer han abierto las puertas a las mujeres de hoy, que, a su vez, seguirán rompiendo las barreras para las mujeres de mañana, y lo mismo podríamos decir de los derechos de las personas con discapacidad, y muy especialmente los de los niños y niñas con discapacidad.

Después del ruido mediático del #8M, queremos destacar todas esas luchas que no salen en los medios de comunicación, las de aquellas mujeres que con sus actos diarios también luchan doblemente (por ellas y por sus hijos/as), y no en grandes gestas sino para conseguir esas pequeñas victorias diarias que exigen un gran sacrificio y que, sumadas, son las que verdaderamente llevan a la sociedad al progreso.

En nuestro caso particular y si hablamos, por ejemplo, de la Atención Temprana (como en tantos otros ámbitos), somos conscientes de que esa lucha no va a servir o va a servir poco a nuestros/as hijos/as, pero estamos seguros de que beneficiará a los y las que vengan detrás, y al igual que otras mamás lucharon antes porque simplemente existiera la A.T., las de hoy seguimos luchando por mejorarla y extenderla.

También queremos reconocer y poner en valor las acciones diarias de todas esas mujeres que encontramos en lo que se supone que es el “otro lado” de nuestra lucha, las profesionales de la Atención Temprana y del sistema sanitario en general, que trabajan en un sistema que a diario criticamos y que ellas también sufren y, de alguna manera, queremos agradecerles también el esfuerzo que hacen, en su inmensa mayoría, para luchar en beneficio de nuestros hijos/as, dando mucho más allá de lo que les sería exigible.

Y queremos que sepáis que vosotras, todas, mamás y profesionales, con cada una de vuestras pequeñas luchas y avances, no estáis solas ya que formáis parte de todo un enorme colectivo que a diario tiene que luchar contra la discriminación (que todavía existe), la falta de recursos, la invisibilidad, y conseguir que nos escuchen, y os animamos a seguir haciéndolo y a unir esfuerzos (y os ofrecemos este humilde altavoz para ello).

Así que, además de felicitaros, os animamos e invitamos a seguir publicando, comentando, denunciando, compartiendo, escuchando y uniendo esfuerzos con todas aquellas otras personas que tienen el mismo interés (mejorar la atención a nuestros hijos/as), y a hacerlo también entre todas y de una manera que facilite que otras personas se unan a nuestra lucha (de mamá a profesional: no os criticamos a vosotras sino al sistema, nuestra lucha es también la vuestra).

Si entendemos que, cuando hablamos del movimiento feminista, no se trata de una cuestión de ideología sino de derechos, lo mismo sucede con los niños y niñas con discapacidad, no se trata de pena, ni de beneficencia, sino de una cuestión de derechos, los de nuestros hijos/as a recibir la atención que merecen.

Y si queremos un verdadero cambio, profundo, permanente y duradero, tendremos que hacerlo paso a paso, metro a metro, sumando todas esas pequeñas victorias y siempre de la mejor manera para conseguir que más y más personas se unan a la única lucha que importa, a la de mejorar las condiciones de vida de nuestros/as hijos/as y de los que en el futuro tengan que iniciar el mismo camino.

Sabemos que para todas vosotras todos los días es #8M, así que os agradecemos por hoy y por todos los demás días que sigáis luchando, por vosotras, y también por vuestros hijos/as y por los que vengan detrás, en nombre de todas las familias de niños y niñas con discapacidad.


(Fotografía del diario El Mundo, en este reportaje sobre el ictus infantil)


Comentarios


Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta