LA HEMIPARESIA A LOS 16 AÑOS. TESTIMONIO ANÓNIMO (y cuestionario)

por Ramón Hernàndez,

Tengo 16 años y en la actualidad estudio. Tengo una hemiparesia. Llevo haciendo (y seguiré) rehabilitación toda la vida. La rehabilitación está claro que es crucial y fundamental para la mejora de cualquier tipo de lesión cerebral y cuanto antes se inicie mejor, es decir, no se puede perder tiempo en este sentido ya que cuanto más pequeño eres tu cerebro es más moldeable (tiene más neuroplasticidad) y si es una buena rehabilitación iniciada desde la infancia se puede recuperar un porcentaje muy alto de cualquier lesión cerebral.

De pequeño no eres para nada dado a hacer una rehabilitación que sea aburrida en el sentido de, por ejemplo, abrir y cerrar los dedos de la mano 20 veces, ni tampoco es tan eficaz.

Es importante el mantenerte bien físicamente dentro de lo posible, yo por ejemplo, camino, hago natación, bicicleta estática, elíptica… ya que aparte de ser bueno para cualquier persona en general, para nosotros es mucho mejor porque el ejercicio físico oxigena el cerebro y hace que la recuperación de una lesión sea más fácil.

La discapacidad te hace madurar antes, en algunas cosas te limita, pero tampoco pasa nada, puesto que si tú no puedes ir en bicicleta a subir una montaña (por ejemplo) por la discapacidad siempre habrá más gente que no pueda porque se le dé mal el deporte o prefiera quedarse en casa viendo la tele o leyendo un libro.

Hobbies puedes tener como cualquier otra persona, me apoyo en lo que ya digo arriba de que siempre habrá alguien que no sepa o no quiera hacer algo que tú no puedes, aparte de esto, no hay porque cerrarse, ya que a lo mejor, algo que creías que no podías hacer, sí puedes buscando otra forma o habilidad para hacerlo.

Por supuesto que me considero independiente, y en mi futuro inmediato me veo cómo cualquier otra persona o incluso mejor.

Estas preguntas me han resultado sencillas de responder. Necesitaría hablar con alguien en mi “misma situación” para recomendarle algo porque cada persona es diferente y si digo algo sin saber su realidad concreta me confundiría y no le serviría de nada.

  Las preguntas a las que se refiere el testimonio son éstas, que dejamos aquí como guía para otras personas con hemiparesia, de cualquier edad, que se animen a compartir su experiencia, bien sea con nombre y apellidos o de forma anónima: 1.        ¿Cómo te llamas y cuántos años tienes? 2.        ¿A qué te dedicas en la actualidad? 3.        ¿Cuál es tu diagnóstico y como te afecta en tu día a día? 4.        ¿Sabes el grado de discapacidad que tienes? 5.        ¿Qué recuerdos tienes de tu infancia? 6.        ¿Cuantos años has estado haciendo rehabilitación? 7.        ¿Para que crees que te ha servido hacer rehabilitación, que te ha aportado de positivo o de negativo para tu vida? 8.        ¿Cómo recuerdas tu rehabilitación durante todos estos años? 9.        ¿Cómo piensas que ha afectado a tu familia (padres y hermanos) lo que a ti te ha pasado? 10.      ¿Haces rehabilitación en la actualidad? 11.      ¿En estos momentos tienes dolor o alguna clase de malestar en alguna parte de tu cuerpo? 12.      ¿Qué actividades haces para mantener un buen estado de salud y de forma? 13.      La discapacidad forma parte de tu vida ¿Consideras que te haya aportado algo positivo? ¿Te limita para alguna actividad? 14.      ¿Cuáles son tus hobbies? ¿Qué hacéis tus amigos y tú para divertirte? 15.      ¿Compartes tus preocupaciones con ellos? 16.      ¿Te consideras una persona autónoma e independiente? 17.      ¿Cómo es tu relación con tu familia? 18.      ¿Cómo te ves en un futuro inmediato? 19.      ¿Qué le dirías a una persona con una discapacidad como la tuya? 20.      ¿Te ha costado mucho contestar estas preguntas?  

Comentarios

a


- 24 de Noviembre de 2014 a las 18:11

Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta