Palomita trae sorpresa!!

por Ramón Hernàndez,

Después de varios años de novios decidimos casarnos, cuando ya todos los familiares y amigos se cansaron de preguntarnos: "¿Cuándo os vais a casar?. La celebración fue estupenda, nos fuimos a Cantabria y Asturias de luna de miel, era nuestro gran deseo, el de conocer el norte de España. Al poco tiempo me quedé embarazada, en octubre del 2003 me hacen la primera ecografía y nos  dicen que esperamos tres. Nos quedamos un poco perplejos , no esperábamos para nada que pudiéramos tener tres niños, aunque mi madre en el hospital ya dijo : " la Palomita trae sorpresa".  Al ser un embarazo de alto riesgo  tenía controles periódicos para ver como se desarrollaban los bebés.  En febrero del 2004 deciden ingresarme en el hospital porque debido a la preeclampsia , uno de los bebés no se estaba desarrollando bien, tenía peligro de padecer sufrimiento fetal. Tras una semana ingresada y tras ecografías diarias y doppler, deciden que es mejor sacarlas  y programan una cesárea. Mis niñas nacen el 26 de febrero , la primera a las 10:03, la segunda a las 10:05 y la tercera a las 10:07.  Aquí empieza un nuevo libro y un largo camino.
 Cuando vi a mis niñas por primera vez, no pensé en ningún momento que no iban a sobrevivir, pero verlas tan chiquititas, con tantos cables... yo me esperaba unas niñas pequeñas sí , como me habían dicho en numerosas veces los médicos: " tus niñas van a ser pequeñitas". Eran como los niños recién nacidos que yo había visto hasta entonces, pero más pequeñitas.  Los días que pasaron en la unidad de neonatos fueron muy duros, aunque también tenemos anécdotas agradables, esa incertidumbre, qué  noticias nos darán , hoy ha ganado 15 grs, ha perdido 50 gr,.. Llegó el momento que nos fueron dando a nuestras niñas según iban alcanzando los 2 kg de peso, excepto Natalia que no había manera que llegase a los 2 kg  y nos la dieron con 1,900 grs.
Empezó nuestro camino de revisiones y controles periódicos, de nuestra idas y venidas al hospital, de nuestras preocupaciones y miedos...
Sobre todo con Natalia, al ser más pequeña, advertidos por el Equipo de Atención Trempana que le habían visto que tenía el tono muscular elevado. Nos aconsejaron que la viesen en neurología, la neuróloga nos remitió a la fundación Fad y allí le dieron sesiones de fisioterapia y estimulación.  Ante la dificultad de Natalia, la Dra. LLanos  le mandó hacer una RM. Nunca se me olvidará el día que nos llamó la doctora para comunicarnos el diagnóstico: " tiene una lesión en el lado derecho del cerebro, tiene parálisis cerebral", nos quedamos petrificados, pero al instante nos dice: "tranquilos , que hay muchos tipos de parálisis, sólo afecta a un lado del cuerpo, se llama hemiparesia".  Ese momento... no encuentro palabras para poder describir lo que sentí, sólo se que  ahora rememorando ese instante, si hubiese sabido de este magnífico grupo, las cosas hubiesen sido diferentes.   El haber descubierto este maravilloso grupo, ha sido como salir del armario y respirar aire fresco.
Ahora, Natalia tiene 11 años, la incertidumbre de esos primeros años, si va a andar, si va a hablar... han quedado atrás, ahora son otras preocupaciones, más relacionadas en el aspecto emocional y cognitivo. Se que es una lucha continua, una montaña rusa, con sus altibajos, pero confío plenamente en ella, va a conseguir todo lo que se proponga, porque est@s niñ@s  son unos campeon@s.
Paloma Alcocer Linares

Comentarios

Hola. Nosotros somos de Colombia. Mi hija le diagnósticaron hepiparcia derecha cuando tenía 6 MESES. ahora ya tiene 20 meses y vivo en una montaña de emosiones por que algunos dicen cosas positivas y otras negativas sobre el futuro que nos espera. Es la primera vez que acudo a un grupo.pero es bueno conocer que experiencia tienen otras personas para poder saber que tenemos que hacer.


- 29 de Julio de 2015 a las 01:35

Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta