UNA MAMÁ VALIENTE Y GENEROSA

por Ramón Hernàndez,

Este es el testimonio de Noelia, la mamá de Nerea, que para muchos de nosotros ha sido nuestro primer contacto y fuente de conocimientos sobre la hemiparesia en internet (podéis ver su blog aquí).

Gracias Noelia por compartir tanto con los demás, y gracias también a Nerea por enseñarnos tantas cosas (la mejor de todas: QUE SE PUEDE !!!). Os dejo con su TESTIMONIO:

Nunca olvidaré a la neuróloga y lo que me dijo en aquel momento: "No te asustes porque suena muy gordo pero tu hija tiene una lesión cerebral en el lado izquierdo de su cerebro, a consecuencia le ha quedado una hemiparesia congénita derecha una forma más leve que la hemiplejia, una parálisis en su lado derecho  del cuerpo".... os juro que todo me estaba sonando a chino. En mi cabeza intenté retener la palabra hemiparesia para luego  poder buscar información por internet. Aquí empezó todo.

Nerea tenía 18 meses y aunque en las revisiones yo decía que a la niña le pasaba algo, me decían que era un simple retraso motor. Cuando a mí ya me pareció que algo más grave pasaba, la visitó su pediatra, el cual se echaba las manos a la cabeza. De urgencias para la neuróloga y ahí empezó nuestra lucha. Tres días de rehabilitación a la semana y cada día en casa me las ingeniaba para hacer trabajar su manita. Dejé el trabajo y me centré en ella. Cada noche me esperaba a que se durmiera para hacerle sus estiramientos.

Mi vida se convirtió en una obsesión en torno a la hemiparesia. Poca información encontré por internet, eso sí, encontré grandes amigos. Con el tiempo, a medida que Nerea crecía, fuimos buscando más alternativas para ayudarla en su recuperación. Le hacíamos terapia  con caballos, la apunté a natación y empezó a hacer castillos humanos. Nos costó mucho ver los avances que  hacía, al principio son muy lentos, pero hoy miro atrás y mi esfuerzo mereció la pena.

Veo a mi niña feliz, con ganas de hacer cualquier cosa, y lo más importante, nunca se rinde. Con 5 años subió su primer pilar casteller (ver foto), impensable para los médicos, un sueño que Nerea hizo realidad. Quiso bailar en las fiestas del pueblo sujetando un medio aro.... lo hizo... toca el tambor.... salta a la cuerda... va en bici... hace TODO lo que ella quiere. Practica pentatlón con niños sin discapacidad y en la primera competición de natación nos sorprendió a todos. ¡¡Primera de serie, tercera en la general!!

Nuestro niños son capaces de todo, simplemente les cuesta un poco más. Lo más importante para ellos es que nosotros los padres hagamos todo lo que esté en nuestras manos para su recuperación. "El futuro de los niños depende del presente que vivan".

Comentarios


Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta