Advertencia:

No somos médicos, ni esta página pretende dar consejo médico ni terapéutico alguno; cada caso es distinto y debe ser guiado por por profesionales. En esta página, creada por y para madres y padres de niños afectados por hemiparesia, encontraréis información, intercambios de experiencias, ideas, preguntas y respuestas, para apoyarnos mutuamente y para ayudarnos a tomar decisiones que otras madres y otros padres ya han tenido que tomar antes, para que podamos exigir la información a que tenemos derecho y podamos contrastarla.

Y esperamos que también sirva, en general, para educar y acabar con los prejuicios, para cambiar la imagen y las ideas preconcebidas que hay en la sociedad sobre nuestros niños y gritarle al mundo que nuestros niños como otros cualesquiera, que ríen, juegan, se divierten a diario y no pierden la sonrisa a pesar del sobreesfuerzo que deben hacer para alcanzar su máximo potencial.

Nuestras inquietudes más íntimas, nuestros grandes logros los mantenemos lógicamente en privado (sólo nosotros sabemos lo que cuestan), si estás interesado en formar parte de esta familia y buscas apoyo, te invitamos a asociarte y a participar en nuestro grupo (cerrado) de Facebook.


¿Qué es la #hemiparesia?

La hemiparesia no es una enfermedad, es una condición neurológica que dificulta el movimiento de una mitad del cuerpo (de ahí lo de “hemi”) pero sin llegar a la parálisis, por lo que es un grado menor que la hemiplejia, que sería la parálisis total, y afecta a un niño de cada mil nacidos.

El cerebro tiene dos mitades o hemisferios (izquierda-derecha); cada hemisferio del cerebro controla la mitad contraria del cuerpo; se identifica la hemiparesia como “izquierda” o “derecha” en función de la mitad del cuerpo afectado y no en función de la localización de la lesión cerebral. Así, hablamos de hemiparesia “derecha” cuando la afectación dificulta el movimiento de la mano y/o pie derechos, aunque la lesión esté en el hemisferio izquierdo del cerebro, y viceversa.

La hemiparesia infantil es una forma leve de la parálisis cerebral infantil (“PCI” o “PC” o “CP” por las siglas en inglés “Cerebral Palsy”), que es el término genérico que utiliza la comunidad médica para designar todo un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura, causantes de limitación de la actividad, con múltiples causas, y que son atribuidos a una agresión no progresiva sobre un cerebro en desarrollo, en la época fetal o primeros años.


El trastorno motor de la PC con frecuencia viene acompañado de trastornos asociados como sensoriales, cognitivos, de la comunicación, perceptivos y/o de conducta, y en ocasiones por epilepsia. Se estima que la prevalencia global de la parálisis cerebral se sitúa aproximadamente entre un 2 y 3 por cada 1000 nacidos vivos.

Fuente: Asociación Española de Pediatría