Consejo de Lucho (18 años): No dejen las terapias

por Ramón Hernàndez,

Quizá esta sea la primera vez que hable extensamente del problema que tengo en el lado izquierdo de mi cuerpo: hemiparesia izquierda crónica no evolutiva. Mis papás se dieron cuenta cuando yo tenía siete meses de edad ya que no solía hacer con las manos lo que hacía un bebé de esa edad, rápidamente consultaron al pediatra, que luego los derivó a un neurólogo de Buenos Aires.

Apenas me lo diagnosticaron me comenzaron a llevar a la kinesióloga y terapista ocupacional, de esos primeros años poco recuerdo ya que era muy pequeño. Luego recuerdo que en las sesiones terminaba hablando más de lo que ejercitaba, algo que hoy permite entender por qué estudio lo que estudio.

La vaguedad de los recuerdos de la etapa de jardín de infantes, dan paso a la escuela primaria, en una etapa en la que florecen los porqué de todos los niños, he respondido incontables de veces lo que me pasaba en la mano (a mí se me nota más en la mano, que en la pierna). Otras veces he sido discriminado consciente o inconscientemente.

En el primero de los casos, el que más recuerdo fue cuando iba a natación y un compañero me hacía burlas y se reía de mi situación. ¿Saben que era lo peor? El padre de ese chico tenía el mismo problema que yo. En el segundo caso, inconscientemente me han discriminado, por ejemplo, mis compañeros en la clase de gimnasia, me elegían último para formar los equipos para jugar (eso hasta hace no mucho) y después también de esos profesores que pretendían por más que sabían de mi situación cumpla de la misma forma de mis compañeros. A mí parecer en las escuelas y en lugares de formación de formadores, falta mucho por trabajar en materia a la inclusión de chicos con capacidades diferentes. Tal vez estas y otras experiencias no del todo felices hayan determinado que me guste practicar deportes. Esos sí! Aprendí a respetar a quién le gusta y lo vive con ferviente pasión.

Durante esa época, muchos amigos no tuve, evidentemente la hemiparesia, me había limitado socializarme como quería. La niñez se fue y la adolescencia llegó. Una etapa que sin duda sea para quien sea, es especial. En el secundario, en los primeros años, el interrogatorio siguió pero ya con menos frecuencia. Hacia los últimos años del colegio, ya las preguntas eran casi nulas y ya tenía varios amigos que me aceptaban sin importarle aquello. Que costó la secundaria costó y no por el estudio digamos, si no porque elegí ir a una escuela técnica. De la mano de la adolescencia vino la rebeldía y decidí dejar las terapias , equitación , valvas y férulas. A pesar de la insistencia de mi familia, no cambié de opinión. Un consejo: no dejen las terapias.

¿Cuántas veces me debo haber preguntado por qué a mí? Le he echado la culpa a mis papás, a la vida, a todo. Pero ¿saben qué? Entendí que la culpa no es de nadie, es la vida que quiso que sea así para algo, ese algo es entre otras cosas, para poder compartir mi experiencia con otras personas que le pasa lo mismo que a mí y con sus familiares.

Hoy tengo 18 años, vivo solo en Córdoba Capital, estudio licenciatura en Comunicación Social y llevo una vida normal, cocino, ando en colectivo, salgo al boliche. En fin hago prácticamente todo lo que hace una persona de mi edad. Como mensaje final, digo que sigan luchando, porque no está muerto quién pelea, que hay que disfrutar de las cosas lindas de la vida y que con amor y compañerismo todo se puede. Agradezco hoy e infinitamente a mi familia y en especial a mis papás por acompañarme en todo y por haberme hecho quien soy.

Lucho Francisquelo

Comentarios

Lucho gracias por esta nota gracias por tu relato. Tengo un hijo de dos años al q desp del año por una lesion cerebral q tuvo en el parte le diagnosticaron la hemiparsia derecha es leve no evolutiva, estamos con estimulacion temprana, Tizi e su nombre aun no camina si se para y camina agarrado de una sola mano poco pero lo hace. Iba a empezar sicomotricidad en el agua pero aun por algunos resfrios no pudimos. Todo esto es un camino nuevo para mi como mama para su hermano y su papa. Yo tambien me he preguntado porque a el hasta no hace mucho pero bueno no hay respuestas solo tomar fuerzas y fuerzas para ayudarlo a salir adelante. Me encanto leerte, me encanto q hoy te encuentres superado en u monton de cosas, imagino el sufrimiento mas q nada en la sociabilizacion pero todo se puede y se supera. Te deseo lo mejor!!!


- 22 de Agosto de 2016 a las 13:17

To comment, please login or create an account