Dos cosas que aprendí de mis papás (Milagros, 18 años)

por Ramón Hernàndez,

Hace mucho quiero hacerlo, hoy me decido a escribir. Me llamo Milagros, tengo 18 años y soy de Mendoza (Argentina). Me diagnosticaron antes de cumplir el año, cuando mi mamá, maestra especial, notó que mi desarrollo motor no iba de acuerdo con los parámetros normales: me costaba sentarme sola y cuando lo lograba, me caía y caminé recién a los 2 años. Me llevaron a un neurólogo y llegó el diagnóstico: hemiparesia derecha leve.

Así y todo hablé antes de tiempo, eso fue uno de los primeros signos que indicaban que mi problemática no era intelectual. Hago terapia desde que tengo un año y sigo hasta ahora. Siendo sincera, lo detesto como sé que muchos de ustedes, pero es la única forma de lograr mi único objetivo, desde que estoy en este lío: mejorar.

Tuve 2 operaciones de tendón, una a los 7 y la otra, a los 13. Y no les miento, la segunda fue durísima. Fue muy duro adaptarse a esa nueva imagen que veía en el espejo y más con la adolescencia a flor de piel, ufff. Hice primera y secundaria con algunas adaptaciones en mi escritura y especialmente en matemática, en uno de los mejores colegios de Mendoza.

Hoy, siempre que tengo una dificultad vuelvo a dos cosas que aprendí de mis papás:

La primera, es más bien un recuerdo pero es lo que sería el punto de partida para después. Era sábado, íbamos a salir, mamá me vestía: remera, pantalón, campera, medias, férula.

-Mami, ¿por qué tengo que usar eso?

Silencio.

Ya habíamos hablado de eso: me explicaron lo que era, me dijeron,  ‘’mirá podes elegir muchos colores, podemos hacerla divertida....’’ Pero no habían respondido eso,  yo no iba a dejar de preguntar y ella lo sabía.

Me miró. Lo que me había imaginado como una mirada de pánico se convirtió en una sonrisa:

- Todos tenemos dificultades, esta bobita, es para arreglar la tuya, pero te prometo que dentro de poco no la vas a necesitar más.

Yo no tuve información, es mas todo lo que sé es gracias a Internet  (Noe se acordara muy bien ) pero ahora sé porque fue así: no me limitaron, en nada, y eso fue fundamental y yo lo agradezco tanto.

La segunda fue algo que mi papá me dijo en una  de ‘’mis crisis de terapia’’ y es esto: Da y el mundo te va a devolver’’

Estas dos cosas fueron fundamentales, creo que hay un enorme potencial en la diferencia  y que los padres eligen no verlo o, incluso nosotros, ‘’los afectados’’ (como comúnmente nos llaman). Ahí, justo en la diferencia, en la aceptación radica la posibilidad de mejorar.

MILAGROS HOYActualmente estudio Psicopedagogía en la UCA de Mendoza, una carrera que amo y que me va a dar la posibilidad de retribuir de alguna manera lo que tanta gente, kines, terapeutas me dieron: oportunidades de mejora.

Comentarios

Hola Milagros, Mi nombre es Elizabeth y tengo un bebe de 22 meses de edad y le diagnosticaron hemiparesia izquierda leve, no ha sido facil aceptar esta noticia. Pero me agrada leer tu testimonio de vida. Un abrazo


- 21 de Septiembre de 2016 a las 14:38

Milagros, me emocionó mucho tu comentario, gracias por compartir tanto, pero tanto! Y la experiencia de tus padres, ustedes como familia... la importancia de no limitarlos nunca, porque con confianza y amor todo en la vida es posible. Te felicito por tu carrera, por tu vocación, por tu camino. Y te admiro, creelo. Soy mamá de Mateo, con una hemi izquierda, y verlo es un gran aprendizaje para mí, constante, el mayor acto de coraje que jamás viví. Un cariño desde Buenos Aires. Victoria


- 22 de Agosto de 2016 a las 23:01

¡Hola tocaya! Yo también me llamo Milagros. Bueno, tengo 20 años, los cumplí hace unos meses, en marzo precisamente y ¿sabés qué? Además del nombre y del país (sí, también soy de Argentina, Buenos Aires) también tengo hemiparesia derecha leve. Al igual que vos, también era muy curiosa y lo quería saber todo, mi problema tampoco fué intelectual, lo que yo tuve, fue un ACV, porque fuí prematura. Me rehusaba a usar férulas, porque, claro, nunca me habían explicado para qué servían. Pero al final, me operaron en el ¿2011? ya no recuerdo, y ahora estoy mejor. ¡Gracias por tu testimonio! Milagros.


- 11 de Mayo de 2016 a las 00:04

To comment, please login or create an account