SANTI, EL PEQUEÑO GUERRERO

por Ramón Hernàndez,

Hoy publicamos la historia de Santi, explicada por su mamá, Chabely Arce, a quienes queremos agradecer que nos cedieran su imagen para la campaña de difusión del DVD de ejercicios que hemos editado gracias a la cesión gratuita de derechos de HemiHelp y a la financiación de la Fundación Ramon Molinas, y que entregamos gratuitamente a todas las familias que se hacen socios de la asociación. Gracias Santi !!!

Éste es su testimonio: LA HISTORIA DE MI PEQUEÑO GUERRERO

Santi_2012Hola desde hace mucho quiero contarles la historia de Santi, él es mi pequeño guerrero, desde su nacimiento ha luchado por salir adelante. ¿Qué pasó? ... no sé, el embarazo fue perfecto, nada de achaques, nada de nauseas, casi no subí de peso en fin, todo bien, pero en el parto, todo empezó desde el 14 de marzo a las dos de la mañana fue cuando empecé con dolores, me llevaron al hospital y me dijeron que en efecto estaba en término, ya con 38 semanas, pero que todavía no dilataba los suficiente, así que me fui a casa y más tarde regrese al hospital, pero fue hasta las seis cuarenta y cinco de la tarde que nació Santi y por cesárea, yo tuve hemorragia a él le dieron un apgar de 8.9, lloró, lo revisaron y pareciera que todo estaba normal, no se le detecto en ese momento nada, me lo entregaron, y fue hasta los cuatro meses que comenzó esta historia.

A mí se me cayó Santi, sí, fue un gran error que nunca me he perdonado, y del cual mucha familia tampoco lo ha hecho ya que ellos consideraron que fue a raíz de la caída que el problema de Santi se presentó, cuando no fue así, ya nos han explicado los especialistas que el problema de Santi se dio por un cierre de fontanela prematuro y que fue gracias a la caída que lo han podido diagnosticar.

Ha sido un gran batalla, grandes luchas, muchas terapias, muchas lágrimas, mucho dolor, pero también muchas satisfacciones, porque a pesar de que me habían dicho que Santi no caminaría, no hablaría, pero él se ha empeñado en hacer lo contrario porque mi peque, ya habla, ya controla esfínteres, corre, sube, baja, sonríe, tiene un carácter lindo, es un niño noble, ya nada, va a una escuela normal y va bien, solo falta trabajar un poco más su brazo, pero ahí vamos luchando contra todo pronóstico, y ahora ya no estamos solos está con nosotros Isabella una niña sana hermosa, ella es su hermanita que con un año y medio no saben cómo me ayuda.

Ellos son mis ángeles y estoy orgullosa de ambos; y sé que con Santi falta mucho trabajo todavía pero ahí vamos, con pasos firmes, ganando batallas, y superando obstáculos. Ésta es su historia, gracias por escucharme.

Comentarios


Para comentar, por favor inicia sesión o crea una cuenta